Alta en proteínas, Baja en grasas, Dificultad baja, Receta rápida, Receta sin horno, Recetas básicas, Sin azúcar añadido, Sin lactosa
comments 3

Crêpes

recepta facilreceta rapidasense fornalta proteinesbaixa en caloriesSin azúcar añadidosin_lactosa_-   8_porciones

13Las crêpes gustan a todos por su gran versatilidad, son una buena opción para cualquier situación, puedes ser dulces o saladas, 

Las crêpes gustan a todos por su gran versatilidad, son una buena opción para cualquier situación, puedes ser dulces o saladas, nos pueden servir como un postre improvisado, entrante, merienda o desayuno especial pero fácil de hacer. Se pueden hacer cientos de tipos de crêpes, utilizando distintos ingredientes, aromatizándolas con distintas especias o acompañándolas de todo tipo de rellenos.

Las primeras crêpes proceden de la Bretaña francesa. Las que conocemos hoy en día distan mucho de las crujientes crêpes medievales, elaboradas con harina de trigo sarraceno y de un sabor y textura mucho más rústicos. Con el tiempo la elaboración de crêpes se extendió por

toda Europa, donde se les dieron distintos nombres según el país en el que se elaboraban y donde se acompañaban de rellenos de los más variados.

La propuesta que os traigo hoy es una crêpe de un sabor neutro, perfecta para acompañar tanto rellenos dulces como salados. Para un relleno dulce puedes aromatizar la masa con especias como la vainilla, canela, cardemomo, etc. o con la ralladura de la cáscara de cualquier cítrico. Para un relleno salado puedes añadirle a la masa un poco de pimienta, orégano, pimentón dulce o picante, comino, semillas de cilantro en polvo, etc.


 Utensilios y electrodomésticos indispensables

  • Sartén antiadherente o sartén especial para hacer crêpes.
  • Varillas.

Ingredientes para 8 crêpes

  • 170 gr. de harina floja
  • 400 gr. de leche / *para alérgicos: leche sin lactosa
  • 2 huevos
  • una pizca de sal 

Preparación 

1. Tamiza la harina. Vierte la mitad de la leche sobre ella y bate con varillas hasta que se disuelvan los grumos. Es importante que disuelvas todos los grumos en este momento, si añades los demás ingredientes te resultará mucho  más difícil deshacerlos.

1  2

2. Añade el resto de la leche, los huevos, la pizca de sal y bate de nuevo con varillas. Si le vas a añadir especias en polvo o algún otro aromatizante debes añadirlas ahora.

3

3. Prepara un plato con un par de servilletas encima y colócalo cerca de la sartén, en él depositarás las crêpes una vez terminadas, las servilletas absorberán el exceso de mantequilla que puedan tener.

4. Calienta una sartén para hacer crêpes a la máxima temperatura. Una vez bien caliente baja la intensidad del fuego a la mitad y derrite 2 gramos de mantequilla en la sartén. Reparte la mantequilla derretida por la sartén y retira el exceso con una servilleta. Si quieres que las crêpes queden más sabrosas, a pesar de que sean más grasas, no retires el exceso de mantequilla y pon una pequeña cantidad de mantequilla en la sartén cada vez, antes de verter la masa.

7 8

5. Mediante una cucharón sopero, vierte la masa sobre la sartén. Depende del grosor que le quieras dar debes verter más o menos masa, si llenas el cucharón hasta la mitad obtendrás una crêpe de un grosor medio-fino. Vierte la masa en el centro de la sartén. Sujeta el mango de la sartén y distribuye la masa realizando movimientos circulares de muñeca, hasta que cubra uniformemente la superficie de la sartén. Debes hacerlo rápido ya que la masa empezará a cocerse al entrar en contacto con la sartén caliente.

9

crepes_corto

6. Observa el contorno de la crêpe, en cuanto ésta empiece a despegarse de la sartén y empiece a tostarse, es el momento para darle la vuelta a la crêpe. Hay varias maneras de darle la vuelta a una crêpe, se le puede dar la vuelta en el aire mediante un movimiento de muñeca, pero para hacerlo más fácil os recomiendo que os ayudéis de una espátula de plástico o madera lo más fina posible. Debéis introducir la espátula entre la crêpe y la sartén y girarla lo más rápido posible.

10 11

12 13

 7. Manténlo durante un minuto más en la sartén y deposítalo sobre el plato con servilletas. Repite el proceso hasta que te acabes la masa.


Consejos e ideas

-Los tres puntos más importantes a la hora de hacer crêpes son: la sartén, la temperatura de cocción y conseguir una masa sin grumos de harina.

-Empezando por el primero, es muy importante tener una sartén lo más antiadherente posible, las sartenes especiales para hacer crêpes son la mejor opción. Con ellas nos evitamos usar una gran cantidad de mantequilla para evitar que la masa se pegue en la superficie de la sartén y así podremos conseguir unas crêpes más sanas y bajas en grasa. Si usas una sartén de este tipo recuerda no rallar la superficie con utensilios cortantes o puntiagudos, de esta manera alargarás la vida de la sartén y mantendrás por más tiempo su cualidad antiadherente. Si no tienes una sartén antiadherente tendrás que usar más mantequilla para evitar que la masa se pegue a la superficie de la sartén. En este caso el segundo punto tendrá aún más importancia.

-La temperatura de cocción es muy importante, sobretodo si no dispones de una sartén antiadherente. Debes calentar la sartén al fuego más fuerte y una vez ya esté a una temperatura muy alta debes bajar la intensidad del fuego hasta una intensidad media. De esta manera mantendrá el calor pero no quemará las crêpes. Puedes verter la masa en cuanto bajes la temperatura del fuego. Es probable que la primera crêpe no salga perfecta ya que tendrás que determinar la cantidad exacta de masa que debes verter y el tiempo exacto de cocción, pero una vez ya hayas experimentado con una, seguro que la segunda saldrá perfecta.

-El tercer punto es muy fácil de controlar, para evitar los grumos de harina en la masa simplemente hace falta que sigas los pasos de la receta. Siempre debes crear una pasta con toda la harina y la mitad de la leche, trabajándola con varillas, nunca añadas los demás ingredientes si esta pasta no es completamente homogénea y sin ni un grumo. No añadas harina extra una vez ya hayas mezclado todos los ingredientes, si quisieras obtener una masa más espesa debes mezclar a parte la cantidad extra de harina con una pequeña cantidad de leche, diluir los grumos y posteriormente añadirla a la masa.

asterisco_sin_espacio-Si eres intolerante a la lactosa, puedes substituir la leche de la receta por leche sin lactosa, sin que el sabor o la apariencia cambien.

-Acompaña los crêpes con deliciosa mermelada de grosella, limón y vainilla, la combinación queda exquisita.

-Puedes aromatizar las crêpes con especias o ralladura de cáscara de cítricos. Y puedes rellenar las crêpes de lo que más te guste: verduras, salsas de carne o setas, fruta, mermelada, helado, nata, crema de cacao, etc. las posibilidades son infinitas.

——————————————————————————————————————————

CC BY-NC-SA 4.0 This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *