Dificultad baja, Postres, Receta sin horno, Recetas básicas
Leave a comment

Buñuelos de viento a la naranja

mitja dificultatsense forn

15Hoy os traigo una receta tradicional, que junto a los buñuelos de cuaresma, son una de las recetas dulces estrella de estas fechas. Los buñuelos de … 

Hoy os traigo una receta tradicional, que junto a los buñuelos de cuaresma, son una de las recetas dulces estrella de estas fechas. Los buñuelos de viento son unos dulces tiernos y ligeros elaborados en base a pasta choux. La pasta choux una receta francesa de masa escaldada, que si se hornea toma forma de lionesa o profiterol y si se fríe, toma forma de buñuelo.

Esta masa tiene un sabor muy neutro, por lo que es muy polivalente, puede rellenarse tanto con ingredientes dulces como salados. Si se quiere obtener una masa dulce, se acostumbra a añadir azúcar a la masa, junto a especias de sabor intenso como por ejemplo la vainilla o la

canela, aromatizar con ralladura de cítricos como el limón o la naranja, o bañar con licores como el Anís o el Cointreau.

En este caso he aromatizado la masa con vainilla, cáscara de naranja, agua de azahar y para acabar he rebozado los buñuelos con Cointreau y azúcar. He utilizado estos ingredientes para aportarle unas notas cítricas a los buñuelos, para que no sean únicamente dulces.

Considero que el aroma a naranja enriquece la masa y le aporta frescor, haciéndola mas agradable de comer, sobretodo teniendo en cuenta que se trata de una masa frita.


 Utensilios y electrodomésticos indispensables

  • Cazuela de 3 litros de capacidad.
  • Termómetro de cocina
  • Manga pastelera.

Ingredientes pasta choux

  • 10 gr. de azúcar
  • 160 gr. de leche
  • 90 gr. de agua
  • 3 o 4 huevos
  • 1 gr. de sal
  • 3 gr. de azúcar de vainilla
  • 115 gr. de mantequilla
  • la cáscara de una naranja
  • 145 gr. de harina
  • unas gotas de agua de azahar

Ingredientes extras

  • 6 gr. Grand Marnier o Cointreau
  • Aceite para freír
  • Azúcar para rebozar los buñuelos 

Preparación

1. Ralla la cáscara de una naranja, tamiza la harina y resérvala, trocea la mantequilla y resérvala. Une los dos líquidos, junto a la sal, el azúcar, el agua de azahar y la cáscara de naranja rallada, viértelo todo junto en un cazo. Calienta la mezcla a fuego medio. 

1 2

2. Añade la mantequilla troceada poco a poco a medida que se calienta la mezcla del cazo y remueve con una pala de cocina para mezclar todos los ingredientes. 

3 4

3. En cuanto la mezcla empiece a hervir, retira el cazo de fogón y añade toda la harina tamizada en una sola vez. Remueve la mezcla con una pala de cocina rápidamente, hasta formar una masa homogénea. Vuelve a calentar el cazo con la mezcla, removiendo continuamente hasta que reduzca su tamaño y empiece a pegarse al fondo.

 5 6

4. Traspasa la mezcla a un bol y déjala enfriar durante 5 min. Transcurrido el tiempo, añade los 3 primeros huevos de uno en uno, mezclando enérgicamente cada vez que añadas uno, hasta que se incorpore por completo a la masa antes de añadir el siguiente.

7 8

5. Bate el último huevo a parte, e incorpóralo a la masa muy poco a poco, hasta que la masa no acepte más huevo. Normalmente con 3 huevos y medio será suficiente. Pasa saber cuando tiene la textura adecuada, has de fijarte en la caída de la misma desde la pala de cocina, con la que la estás batiendo. Al levantar la pala, la masa debe caer de forma que la parte que quede adherida a la pala adopte forma de pico de pato.

  10 11

6. Calienta el aceite hasta que llegue a los 140ºC. Es importante que no sobrepase los 150ºC ya que entonces la parte externa de los buñuelos se quemará y el interior quedará crudo. Rellena una manga pastelera con la masa y tira pequeños trocitos de masa al aceite mediante la manga y un cuchillo o espátula. 

12 13

7. Los buñuelos estarán hechos cuando floten, estén dorados y ligeros. Abre alguno para comprobar que el interior esté bien cocido. Si son pequeños y están tostados, probablemente el interior no esté cocido. Si ese es el caso, reduce la temperatura del aceite para hacer los siguientes. En la segunda foto puedes ver la diferencia entre un buñuelo cocido a la temperatura adecuada y uno cocida a temperatura demasiado alta.   

14 16

8. Una vez cocidos deposítalos en una bandeja con papel absorbente y tirarles un chorro de Grand Marnier o Cointreau. Acto seguido pásalos a una bandeja o plato con azúcar para rebozarlos.

15 17  


 

Consejos e ideas

-Puedes rellenar los buñuelos con crema pastelera, nata, crema de chocolate, o el relleno que más te guste.

-Puedes aromatizar los buñuelos con otros ingredientes: canela, ralladura de limón, etc. o con otros licores como por ejemplo anís.

-Puedes utilizar esta misma masa para rebozar trozos de fruta y freírlos, a esta receta se le denomina beignet. Los beignets son un postre típico del martes de carnaval.

-Puedes utilizar esta misma masa para hacer lionesas o profiteroles, simplemente debes escudillarlos sobre una bandeja de horno untada en mantequilla. Y cocerlos al horno a 180ºC aproximadamente 15 min. Es importante que dejes el tiro del horno abierto para que se vaya la humedad que suelten los profiteroles. En caso que tu horno no tenga esa opción, puedes dejar la puerta del horno mínimamente abierta, colocando algo para que no se cierre del todo.

CC BY-NC-SA 4.0 This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.

Leave a Reply

Your email address will not be published.