Alta en proteínas, Baja en grasas, Batidos y bebidas, Receta muy rápida, Receta sin horno, Sin azúcar añadido, Sin gluten, Sin lactosa
Leave a comment

Chocolate a la taza bajo en grasa

recepta facilsense glutensense fornbaixa en caloriesalta proteinessin_lactosa_-sin_azucar_-2_porciones_1

chocolate a la taza final copy  El chocolate a la taza es una deliciosa bebida que gusta tanto a niños como a mayores. Os traigo una versión rapidísima de hacer y que… 

El chocolate a la taza es una deliciosa bebida que gusta tanto a niños como a mayores. Os traigo una versión rapidísima de hacer y que es apta para todos, incluídos los celiacos, diabéticos, intolerantes a la lactosa y también los que quieren cuidar su línea sin dejar de disfrutar de los dulces.

Si realizas esta receta con leche desnatada obtendrás un delicioso chocolate a la taza bajo en grasa, con tan solo un 8,1% de grasa. El cacao puro en polvo se obtiene tras prensar los granos de cacao y separar la manteca de cacao de la pasta de cacao. El cacao puro se considera desgrasado ya que la mayor parte de la grasa ha sido extraída durante su proceso de elaboración. Contiene aproximadamente un 16% de grasa, un 30% de fibra, un 25% de proteínas, y vitaminas A, E y B1, B6 y minerales como el magnesio.

¿Sabíais que la primera bebida de cacao data del 1750 a.C? Por supuesto dista mucho de lo que hoy en día conocemos por chocolate a la taza, pero la podríamos considerar su antepasado más lejano.

Esta bebida, llamada xocolātl, era considerada divina por las civilizaciones maya y azteca.

Se realizaba mediante la pulpa del cacao y se fermentaba de un modo similar a la cerveza. Era espumosa, se bebía fría y su uso se limitaba a grandes celebraciones como matrimonios o nacimientos.

Posteriormente, las civilizaciones Olmecas y Mexicas empezaron a aderezar esta bebida con miel, vainilla, canela y chile chocolate. Algunos pueblos empezaron a mezclar esta bebida con harina de maíz, para darle espesor y convertirla en más energética.

El cacao, fue el tesoro culinario más valioso que encontraron los españoles en América. Hernán Cortés introdujo el chocolate en Europa, y fue en España que se empezó a preparar la bebida de chocolate caliente. No fue hasta el siglo XVII que el chocolate a la taza, tal y como lo conocemos, llegó a todos los estratos de la población española. Su popularidad durante siglos fue tan grande que se le llegó a considerar un símbolo nacional, comparable con el té para los ingleses.


Utensilios y electrodomésticos indispensables

  • Cazo con capacidad de un litro.
  • Varillas.

Ingredientes para 2 personas

  • 500 gr. de leche desnatada / *para alérgicos: leche sin lactosa
  • 30 gr. de maicena
  • 50 gr. de cacao puro en polvo desgrasado
  • 3 cucharadas soperas de azúcar (puede ser azúcar blanquilla o azúcar moreno) / *para diabéticos: 6 sacarinas
  • 1/2 cucharadita de canela 

Preparación 

1. Separa 50 gr. de leche y diluye en ella la maicena, mézclalo mediante unas varillas o un tenedor.

 2_o

2. Vierte el resto de la leche en un cazo, junto con la canela y el azúcar o sacarina, mezcla con varillas mientras la calientas a fuego medio, hasta que el azúcar se haya diluido.

3_o

3. Añádele el cacao y por último la maicena diluida en la leche.

4_o 5_o

4. Mezcla con varillas sin detenerte hasta que adquiera la consistencia deseada.

6_o 7_o


Consejos e ideas

-No confundas el cacao puro en polvo con los preparados en polvo de cacao. Fíjate en su composición, el cacao puro no tiene azúcares añadidos, ni almidones o harinas, mientras que los preparados para diluir en leche contienen una alta cantidad de azúcar, y no tienen el característico sabor amargo del cacao.

asterisco_sin_espacio-Si eres intolerante a la lactosa, puedes substituir  la leche de la receta por leche sin lactosa, sin que el sabor o la apariencia cambien.

asterisco_sin_espacio-Si eres diabético o no consumes azúcar, puedes substituir el azúcar por 6 sacarinas diluidas en parte de la leche.

-Puedes utilizar esta receta como relleno o cobertura rápida para pasteles. Si le quieres dar este uso recuerda añadirle 15 gr. extras de maicena. Si lo que buscas es una cobertura brillante, esta no es tu receta, al enfriarse la superficie queda opaca, tenlo en cuenta. Pero es ideal si buscas un acabado mate en tu pastel o si tras cubrir el pastel y enfriarlo, espolvoreas una capa de cacao puro sobre su superficie.

-Puedes añadirle 5 granos de café enteros o un poco de café soluble a la leche, antes de hervirla, si te gusta la combinación de chocolate y café. Si utilizas los granos de café, recuerda colar el chocolate a la taza en cuanto esté terminado para retirarlos.

-Para los más valientes, probad esta receta con un toque picante. Puedes usar unos granos enteros de pimienta negra en vez de granos de café, o incluso un par de granos de pimienta larga. Y para los amantes del picante, una pimienta de cayena seca añadida a la leche será suficiente para saborizar todo el chocolate a la taza. Recuerda colar el chocolate una vez terminado para evitarte una desagradable sorpresa mientras lo degustas.

 ——————————————————————————————————————————

CC BY-NC-SA 4.0 This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.

Leave a Reply

Your email address will not be published.